Cómo conseguir un minicrédito en Internet rápidamente

por | 11 agosto, 2016

¿Necesitas una inyección de efectivo extra urgentemente y no sabes cómo conseguirla? Tranquilo, has llegado al lugar adecuado. Y es que, en esta ocasión, queremos hablarte sobre unos productos financieros que pueden venirte fenomenal si te encuentras en esta situación. Como no, estamos hablando de los minicréditos online.

Tal vez no lo sepas pero, al día de hoy, conseguir un minicrédito en Internet rápida y cómodamente está al alcance de tu mano. Muchas son las empresas que, respecto a esta cuestión, ofrecen sus servicios online con mejores o peores condiciones. De cualquier modo, se trata de una excelente vía para conseguir una pequeña cantidad de efectivo en muy poco tiempo y con unos requisitos mínimos.

¿Qué son los minicréditos online?

Es obvio que lo primero que debemos hacer es explicarte detalladamente en qué consiste un minicrédito online. En este sentido, es posible que creas más o menos saber qué son, pero la realidad es que poseen una serie de peculiaridades que conviene destacar.

En primera instancia hay que decir que los minicréditos online, como su propio nombre indica, son préstamos concedidos por entidades que solo operan en Internet y que están formados por una pequeña cantidad de dinero que, de manera generalizada, no supera los 600 €, aunque todo depende de la compañía que los concede, como es obvio. Además, el plazo para proceder a su devolución suele oscilar entre los 15 y los 30 días posteriores a su concesión.

Conviene que recuerdes que, a pesar de ser unos créditos por muy poco dinero, los porcentajes suelen ser un poco más elevados que los tradicionales. Evidentemente, la ventaja que supone disponer del efectivo en apenas unas horas y sin que te soliciten apenas requisitos supone un riesgo que tiene que ser compensado por alguna parte.

Este es el punto ideal para hablar de los requisitos para lo concesión de los minicréditos en Internet. Y es que, de forma habitual, las entidades que los conceden no son demasiado exigentes y, en casi todos los casos, ni siquiera revisan los listados de morosos. De hecho, basta con entregar una nómina o propiedad que sirva como aval y listo.

Cómo conseguir un minicrédito en Internet

Ya sabes qué son y qué requisitos te van a exigir para concederte este tipo de préstamos, así que ya solo te queda saber cómo solicitarlos, si es que estás realmente interesados en ellos. Pues, como imaginarás, el proceso es muy sencillo y puedes llevarlo a cabo en unos pocos minutos. Eso sí, te recomendamos que te tomes tu tiempo a la hora de elegir la compañía adecuada puesto que cada una impone sus condiciones y unas son más ventajosas que otras.

Una vez hayas encontrado la compañía que te ofrece las mejores condiciones, lo más probable es que te pida que cumplimentes un sencillo formulario de registro con tus datos personales. Esta fase del proceso es bastante rápida, aunque asegúrate de ser veraz ya que luego esa información servirá para la concesión del minicrédito. En cuanto tengas activada tu cuenta, llega el momento de dar el siguiente paso.

Por norma general, la inmensa mayoría de las compañías que ofrecen minicréditos en Internet suelen pedir a sus usuarios que, desde su página web, seleccionen la cantidad que necesitan y el plazo máximo en que lo pueden devolver. Así que adelante y hazlo.

En cuanto hayas concluido el paso anterior, serás redirigido a otro menú en el que te pedirán que, para estudiar tu solicitud, debes enviar algunos datos adicionales. Generalmente, estos se limitan a una fotocopia de tu DNI, de la cuenta corriente en la que quieres recibir el ingreso y de la propiedad o nómina con la que vas a avalar el minicrédito. En unos pocos minutos, el departamento de riesgos de la compañía te evaluará y te proporcionará una respuesta negativa o afirmativa.

Debes saber que, en la práctica totalidad de los casos, la respuesta es afirmativa. De hecho, apenas sucede que den un no por respuesta para conceder minicréditos online por los escasos requisitos que solicitan. Así que no te preocupes por ello.

Una vez aceptada tu solicitud, a tu bandeja de correo electrónico llegará una copia del contrato, la cual debes reenviar firmada. A continuación, en cuanto lo reciban, procederán a efectuar la transferencia a tu cuenta, por lo que deberías poder disponer del dinero en apenas unas horas. ¿Ves qué fácil?

Este ha sido un pequeño resumen del proceso que debes realizar para poder disfrutar de un minicrédito online, un tipo de producto financiero que está cada vez más de moda y que puede ayudarte a salir del paso de tener que afrontar un pago inesperado y urgente. Así que, puesto que ya sabes también en qué consisten, si te encuentras en la necesidad, es un recurso bastante interesante para este tipo de situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *